25/4/17

Collapse


Y de repente los fantasmas se multiplican. Sin más. Sin razón aparente.
De repente tu mundo vuelve a estremecerse. De repente tu fortaleza de cristal se hace añicos. Y tú, que ya tienes el alma deshecha, que estás cubierta de grietas que te resquebrajan por dentro... vuelves a romperte. 
¿Y ahora qué? ¿Cómo vas a seguir adelante? ¿Quién va a salvarte de los demonios que te comen por dentro? 
Duele. Duele mucho más de lo que se puede contar. Y aun así, todo el dolor es poco.
¿Cómo se vive con eso? ¿Cómo se impide que te aplaste? Porque los salvavidas que ayer me mantenían a flote, hoy no pueden evitar que me ahogue.

Necesito que me odies.