3/6/16

Día 365


Anoche soñé contigo. Otra vez. Con los días que me robaste y con todas las veces que me perdí en los laberintos que creabas a base de mentiras. Pero,  ¿sabes qué? Hoy no me he levantado llorando, ni perdida. Hoy sé exactamente dónde estoy y dónde quiero estar. Es verdad, de vez en cuando me confundo. Todavía no tengo claro el camino exacto que voy a seguir. Pero tampoco lo necesito. Ahora dejo lugar para la improvisación, para los giros inesperados, para las sorpresas de la vida. Lo importante es que sé hacia dónde me dirijo, y cada paso que doy, lo doy más convencida de que avanzo en la dirección correcta. 
Hoy estoy 365 pasos más lejos de ti. 365 pasos más cerca de mí. 
Y voy a por más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu huella :)