25/4/16

The best is yet to come


Vas viendo pasar la vida tras el cristal, dejando que las horas se escurran en ese incansable tic-tac. Y las horas se convierten en días, y los días se convierten en meses, y pasan los años sin que los hayas vivido. 
Vas dejando tu vida para mañana, posponiendo tus sueños para cuando tengas tiempo, para cuando ahorres más, para cuando llegue el momento. Pues, ¿sabes qué? Ese momento que tanto has esperado, es ahora. Tu vida es hoy. Los sueños se oxidan si se abandonan, y las oportunidades que dejas pasar, alguien más las aprovecha. 
Así que basta de dejarlo todo para más adelante. Empieza a moverte, a buscar caminos, a dirigirte hacia tus metas. Quizás te sorprenda encontrar puertas donde antes sólo había muros. Quizás te asombre descubrir que puedes construir un puente para salvar ese abismo que tanto te asusta. 
Quizás te fascine comprobar hasta qué punto puedes ser feliz. 
Y cuando creas que ya no te cabe más felicidad en la sonrisa, descubrirás que lo mejor aún está por llegar.