12/9/15

Don't forget to breathe.


Respira.
Ya, ya sé que es algo obvio, pero a veces, con tantas prisas y tanto estrés, se nos olvida. Parece que los días pasan demasiado rápido últimamente, que no te alcanzan las horas. Que te falta tiempo para pararte a respirar profundo, mirar a tu alrededor, agradecer y disfrutar todo lo que tienes.
Quieres correr más que el reloj, avanzar más rápido que la vida. Supongo que es lógico, te has tirado tantos años anclada al pasado, que cuando por fin te has sentido libre, has intentado alejarte de él tanto como te fuera posible. 
Está bien, no digo que te quedes estancada, ni que dejes de ponerte metas. Pero ten cuidado, no vaya a ser que la vida se te pase tan deprisa que no te dé tiempo a vivirla. No vaya a ser que le ganes la carrera al reloj, o que se te escapen los días sin hacer que valgan la pena. Dirige tus pasos hacia donde quieres llegar, pero hazlo sin prisas, sin intentar adelantarte al tiempo, sin preocuparte tanto por lo que vendrá después. Hay un tiempo para todo. 
Tu vida ha cambiado mucho en los dos últimos años. Ahora estás empezando una nueva etapa, así que asegúrate de disfrutarla, porque no se repetirá.  Crea tantos buenos recuerdos como puedas, haz fotos y deja que te las hagan.  Ríete hasta llorar, olvídate del miedo. Confía un poco más, y deja que las cosas fluyan, que todo siga su curso. Disfruta del trayecto.
No te olvides de respirar.
No te olvides de vivir.

3 comentarios:

  1. Muy buena reflexion e imagen, la tenia en mi whatsapp hace un tiempo... es cierto, a veces con tanta prisa se nos olvida lo vital.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la reflexión que haces. Nunca hay que dejar de respirar. Un beso enorme.

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)