16/9/14

Don't look back, you're not going there


Te repites que estás así porque tú lo has decidido. Te autoengañas tratando de convencerte de que tienes el control. Dices que tú eliges el infierno en el que ardes.
Pero, ¿a quién pretendes engañar? 
En el fondo, sabes muy bien que la realidad es otra. Sabes que tú no controlas nada, que hay alguien más detrás de ti, moviendo los hilos. ¿Y qué harás? ¿Vas a permitirle que juegue contigo?
Recuerda que si le dices sí a Ana, le estás diciendo que no a todo lo demás. Ella te absorbe por completo, no te deja ni tiempo, ni energías, ni ganas de nada más. 
Así que si eliges a Ana, renuncias a todos tus sueños y tus metas. Renuncias a viajar por el mundo, a estudiar arte terapia, a aprender otro idioma, a escribir tu historia... Olvídalo, Ana no es compatible con una vida normal. Mucho menos con una vida feliz. A ella le van más las sonrisas forzadas y las carcajadas falsas.
Recuerda que, cuando la dejas entrar, trae consigo esas noches interminables de lágrimas, pesadillas y sangre. Que te quita todo lo que disfrutas y todo lo divertido: las salidas con tus amigos, los días de playa, los paseos por Granada... Cuando ella está cerca te odias tanto, que no quieres que se te acerque nadie más.
Recuerda que Ana te convierte en alguien que no eres ni quieres ser. Que te vuelve mentirosa, manipuladora, huraña, triste, apagada, egoísta... Y eso no te perjudica sólo a ti, sino también a aquellos que tienes a tu alrededor. Tu familia, tus amigos, las personas que más quieres, las que más te quieren, sufren contigo. Pero debes elegir, o ellos o Ana. Ya sabes que con el tiempo ella consigue que los demás dejen de importarte. 
Sabe hacer que todo gire a su alrededor y se reduzca a una sola cosa: destruirte. Destruye en silencio tu cuerpo y tu mente. Te engaña con espejismos, distorsiones que te hacen daño y te encierran en ese círculo vicioso que sólo va a peor.
Te crees muy lista, pero ella lo es más. Si te arrastra hacia su terreno ya no podrás ganarle. No le sigas el juego, tienes armas con las que vencerla. Enfréntate a ella. Lucha por lo que de verdad quieres, como siempre has hecho.

7 comentarios:

  1. No se como haces para que tus entradas lleguen justo en el momento indicado jaja, te agradezco mucho por eso asi yo no sea de ayuda para ti, leerte me hace bien.
    Lucha por lo que deseas ya sabes lo que es ese infierno y tienes mucho porque vivir, no te dejes caer en las redes del pasado otra vez

    ResponderEliminar
  2. Gran mensaje, ojalá muchas personas te hagan caso y decidan poner fin a esa relación amor-odio que existe con Ana, y elijan el camino difícil, pero el camino del éxito.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me alegra saber que si has escrito y además te has pasado a comentar es que esa racha mala de la que me hablabas se ha ido difuminando. Lo cierto es que la mía también :) Porque tienes toda la razón en la entrada: quizás Ana gane algunas batallas, pero no debemos dejar que gane la guerra. Y por eso aunque me permito estar de bajón algunos días en los que verme sumida en esta pesadilla me supera, nunca pienso en rendirme. Nunca pienso en echar por tierra todo el esfuerzo que he estado haciendo durante este tiempo. Aún sigo aquí metida, pero cada vez más cerca de la salida así que no es momento para echarse atrás. Y a quién queremos engañar, las dos sabemos que después de la tormenta viene la calma y por muy mal que podamos haber estado los últimos días las dos sabíamos que íbamos a volver a brillar.
    Me ha alegrado ver tu comentario.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  4. Ana te convierte en alguien que no quieres ser.... Esa frase tiene mucha fuerza, verdaderamente creo que deberias pensar en eso cada vez que ana aparece, estoy seguro que tu sonrisa desaparece cada vez que cedes a sus deseos, ella te hace pensar que si la tienes de compañerade viaje,no vas a pensar en tus problemas o preocupaciones... Pero te engaña, ella es un problema una verdadera pesadilla. Por tu blogg se nota, y si teconociera personalmente pensaria lo mismo, tienes mucha luz mucha fuerza un enorme espiritu, ana te lo roba despreciablemente, si fueras campanilla te diria que lo mejor esta por llegar.... No lo dudes, tu futuro lo eliges tu.
    Un beso

    Peter pan

    ResponderEliminar
  5. Pase a saludarte despues de un buen tiempo. Besos

    ResponderEliminar
  6. Hay amores, historias que duelen tanto que es mejor dejarlos marchar. Ana es tóxica, letal. La única salida es aprender a esquivar sus ataques, porque es como una de esas torturas que son suaves, lentas. Te rocían con delicadeza y exagerada parsimonia, y cuando quieres darte cuenta, ya es tarde. Te ha agujereado el corazón.
    Hay que pararlo.
    Besitos.

    Miss Carrousel

    ResponderEliminar
  7. Con el tiempo nos damos cuenta de que lo tóxico debe quedar atrás. De otro modo no viviríamos nunca de acuerdo con el presente, y nos quedaríamos sumidos en una tristeza infinita.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)