25/7/14

Alicia está rota



Alicia está rota.
Se nota en su mirada y en su sonrisa.
La persigue un viejo fantasma que le roba el sueño. Le susurra al oído palabras horribles, ecos de una conversación que nadie más que ella escuchó. Palabras que le resquebrajan el alma.
Por las noches dibuja bajo sus párpados sangre, demonios, dedos que señalan, silencios que acusan, manos que sobrepasan los límites. Y esos ojos de mirada esquiva que siempre convierten sus sueños en pesadillas.

¿Qué niño quiere mirar a un monstruo a los ojos? -le pregunta. Ella ya conoce la respuesta.

Alicia quiere ser fuerte, pero está rota.

17/7/14

For the first time in forever



Hoy, por primera vez en mi vida, me he sentido normal. Me he sentido como una niña mas en la playa, a gusto, bañándome, tomando el sol, riendo y disfrutando como cualquier otro... Sin que me importara cómo me quedaba el bañador. He pasado un día entero sin compararme constantemente, sin agobiarme ni preocuparme por lo que pensaran de mí los demás, sin darle vueltas a la cabeza todo el rato. Y no me he dado ni cuenta, no he tenido que luchar ni que esforzarme. Simplemente me ha salido así, de dentro, y me he dejado llevar sin más.
No sé si podéis llegar a entender lo que esta normalidad significa para mí, que no había sido capaz de disfrutar de un día de playa o piscina desde hace unos diez años. Que me acostumbré a vivir con un demonio que no me daba tregua, que me impulsaba a compararme obsesivamente con todo el mundo, que me impedía quererme tal como soy o permitir que los demás me quisieran. No sé si podéis imaginar cuánto aprecio ahora esas pequeñas cosas que me perdí durante media vida.
Últimamente todas esas cosas me importan mucho menos. La comida, mi cuerpo... Será porque no tengo tiempo de pensarlas tanto, o porque me obligo a no pensarlas y concentrarme en otras cosas. Pero por primera vez en mi vida estoy contenta con quién soy, con dónde estoy, con las metas que me he trazado, con los objetivos que voy alcanzando, con todo cuanto tengo. Y eso incluye mi cuerpo. Soy feliz, ¿qué importa cuánto pese? Vale, tengo más complejos de los que puedo contar, creo que todo el mundo tiene los suyos propios. Pero he aprendido que la inmensa mayoría de esos complejos son cosa mía, que pasan desapercibidos para los demás, igual que yo no me percato de los suyos. ¿Y por qué voy a dejar que me frenen? ¿Por qué me van a impedir disfrutar de mi vida?
Estoy más decidida que nunca a poner punto final a esta historia, a dejar atrás todo esto. Hay tantas cosas mejores esperándome adelante... 
Hoy me he sentido normal, y me ha encantado. Quiero vivir así cada día de mi vida, sin que haya ni rastro de la enfermedad que una vez me controló. Y ahora he comprobado que es posible, que soy capaz de hacerlo, de ser una chica más en la playa... De ser yo misma, y nada más.

15/7/14

Wherever the wind takes us


Te confieso que estoy asustada. Que me asusta esto que siento, porque nunca he sentido tanto, ni tan deprisa, ni con tanta intensidad.
Me asusta tu forma de mirarme, porque parece que al hacerlo desnudaras mi alma. Me da miedo que tu sonrisa me haga tan feliz, porque ahora sé que sería capaz de cualquier cosa por tal de verte sonreír. Me aterra que seas lo primero que pienso cada mañana y lo último que recuerdo antes de dormir, y que luego te cueles en mis sueños sin pedir permiso. Me horroriza que me conozcas tanto, que lo sepas todo de mí y a pesar de ello sigas a mi lado.
Te confieso que me asusta arriesgar porque temo perder. Que me atemoriza quererte porque me da aún más miedo necesitarte. Y porque tiemblo de solo pensar que algún día puedas faltarme...
Pero ya está, no hay vuelta atrás. Llegaste a mi vida para borrar de un plumazo todos mis no quiero, mis yo ni loca, mis yo que va. Llegaste y se fueron los complejos, las dudas, las vergüenzas. Porque contigo soy yo misma, y nada más. Porque a tu lado los miedos se empequeñecen y se agrandan las ilusiones. Porque tienes ese yo qué sé que me hace desear comerme el mundo, y comerte a ti. 
Así que dame la mano, cierra los ojos y salta conmigo. 
Vamos a descubrir hacia dónde nos lleva el viento.


Bah, es to mentira... yo no tengo sentimientos :P
Gracias por pasar gentecilla!!