27/7/13

89 grados, 15 minutos y 50,8 segundos


Esta es la actual posición de la estrella Polar, la estrella del Norte.
Vista desde otro planeta sólo es una más entre otras muchas, pero para la Tierra tiene una importancia indiscutible. Fija en su lugar, un ancla. No importa dónde estés en el hemisferio norte, si miras a la estrella Polar, miras al Norte. Sabes dónde estás.
Pero hay otras formas de perderse. En las elecciones que tomamos, en acontecimientos que nos abruman, incluso en el interior de nuestra mente. Entonces, ¿qué puede servir de ancla? ¿A qué faro podemos dirigirnos para que nos guíe desde la oscuridad a la luz? ¿Y si se tratara de otras personas? Vidas que tocan a la nuestra de forma importante o insignificante. Porque a diferencia de la estrella Polar, la luz que ellos proyectan nunca se desvanece.
-Touch, voz en off

2 comentarios:

  1. muy linda entrada, creo que dentro de uno mismo tenemos una brújula que nos guía, solo que a veces no lo sabemos, y otros nos pueden ayudar a descubrirla
    besos

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que es una entrada muy reflexiva, además de maravillosa y me ha relajado, leerla me ha gustado mucho. Pásate!

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)