7/6/13

Tener de hermanos a mis amigos, tener de amigos a mis hermanos


Dicen que las personas no sabemos apreciar lo que tenemos hasta que lo perdemos... Por suerte yo no he necesitado llegar a eso.  El miedo que he sentido al creer que te perdería me ha bastado para comprender cuánto te quiero, cuan importante eres para mí. He llorado tanto con sólo imaginar mi vida sin ti, que ahora entiendo que te necesito. Me haces mucha falta, no sé qué haría sin ti. No sé cómo seguiría adelante si tú no estuvieras a mi lado.

He pasado estos meses con el corazón en un puño, creyendo que te perdía y al mismo tiempo aferrándome a la esperanza de que volverías. Intentando ayudarte por todos los medios que se me ocurrían, aunque una parte de mí me decía que no valía la pena. Pero ¿sabes qué? Me alegro de haber creído en ti. Y estoy orgullosa, muy orgullosa de que a pesar de todo lo sigas intentando. Sé que no es fácil, pero también sé que puedes conseguirlo y que lo harás. Y quiero recordarte que nunca estarás sola, que me tienes siempre, 365 días al año y a la hora que sea. Que puedes contar conmigo en cualquier momento, que por ti me dejaría la piel.

Te quiero. Supongo que tengo que decírtelo más a menudo. Te quiero desde la primera vez que te vi, cuando aun no podías abrir los ojos... Parecías tan frágil, eras tan pequeñita, y sin embargo te abriste el hueco más grande de los que se han abierto en mi corazón. Has estado a mi lado siempre, y quizás no lo sabes, pero me has dado fuerzas para seguir tantas veces... Cada vez que me canso, cada vez que siento que la vida me aplasta o que tengo ganas de rendirme, pienso en ti. Eres la que me retiene en este mundo, en esta lucha. Eres la persona que más quiero en este planeta.

Me encanta compartir momentos contigo. Tus ataques de risa contagiosa, tu cara de asco fingido cuando te cuento chistes malos y que al final acabes riendo a carcajadas. El gusano cabezón, los dúos desastrosos de mi guitarra y tu bajo, montar maratones de películas (aunque siempre me pelees por dormirme en la segunda), despertarte poniéndote la nariz fría de Nala en la espalda, las tetrisiestas en el sofá, nuestras paranoias como la Galleta Apocalíptica, y así podría estar hasta el año que viene.

¿Puedo pedir un deseo?

Que sigamos compartiendo esos momentos durante muchos, muchos años más. 
Es lo único que quiero.

6 comentarios:

  1. MADRE MIA!! Que entrada más "afiyrekaxyi", En serio la he encontrado muy, muy bonita... Es una preciosidad el sentimiento que espesas.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. Una bella composición- Una exaltación de la amistad, el amor y la felicidad. Enhorabuena.

    Aplausos

    http://misrelatosyesteblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Y lo mejor de todo esto es que cada vez que te mires al espejo podrás sentirte orgullosa de ti, porque solo una bellisima persona con enorme corazón puede llegar a tener la suerte de tener a una persona así en su vida ;)

    ResponderEliminar
  4. cómo haces para escribir cosas tan lindas? muy sentida la entrada, eres un sol :)
    besos

    ResponderEliminar
  5. puff... muy hermoso... me hiciste sentir especial, y eso que no es dedicado a mi esto! jaja :) gracias!

    ResponderEliminar
  6. Qué habilidad tienes para conseguir saltar las lágrimas... joía

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)