29/6/13

El perdón no cambia el pasado, pero le da sentido al futuro


No sé quién eres. No sé cuál es tu nombre, no sé cómo eres o qué cosas te gustan ni conozco tu historia. Lo único que sé es que pasamos por algo parecido y que luchamos por una meta en común. Solo eso ya me dice mucho de ti. Me dice que eres valiente por enfrentarte a algo tan grande, que eres fuerte porque esta lucha no es fácil, y que tienes ganas de vivir. También me dice que, aunque no lo creas, no tienes la culpa de lo que te pasa. Si tengo que ser sincera, a mí también me ha costado entenderlo…  vale, todavía me cuesta. Pero quizás, viéndolo desde fuera sea más fácil de comprender.
Siempre me he sentido culpable, me he machacado durante muchos años pensando que “yo sola me lo busqué” y repitiéndome que como caer en esto fue mi culpa, merecía sufrirlo. Supongo que en parte era una excusa para no salir de ahí. Pero lo cierto es que nadie se levanta una mañana aburrido y decide joderse la vida. No, para llegar a ese punto tiene que haber algo más detrás.  Porque aunque a veces creamos que nosotras lo elegimos, o aunque hayamos dicho montones de veces que era un estilo de vida y que lo habíamos escogido de forma voluntaria… la realidad es otra.
La realidad es que no se puede señalar a nadie. Ni a nosotras mismas, ni a nuestras familias, ni a la sociedad, porque lo cierto es que no hay culpables. Tan solo hay un montón de factores que nos han traído hasta donde estamos hoy, para bien o para mal. Si caímos en esto es porque las cosas ya iban mal de antes, y esta fue nuestra forma de intentar escapar, o algo así.
Cuando esto empezó no podíamos hacernos si quiera una remota idea de hasta dónde llegaría. No sabíamos que acabaría condicionando absolutamente todos los aspectos de nuestra vida y que se convertiría en un infierno. De haber sabido el daño que haríamos y que nos haríamos, estoy segura de que no habríamos seguido ese camino.
El problema es que ya había algo en nuestro cerebro que no iba bien del todo… Y es difícil entenderlo precisamente porque es algo que no se ve, es algo que no funciona bien en nuestra mente, que va por dentro. Pero por poner un ejemplo, si alguien se enferma de cáncer de pulmón, ¿quién tiene la culpa? Puede que esa persona haya fumado mucho, pero también hay gente que se enferma sin haber fumado en su vida, y otros que son fumadores y no les pasa nada. Los que tienen cáncer es porque ya estaban predispuestos, por herencia genética o por lo que fuera. Pero no se puede decir que esa persona tenga la culpa de estar enferma. Pues nosotras igual. Quizás por algún motivo, o por una combinación de muchos, también estábamos predispuestas a tener un trastorno, no es nuestra culpa ni la de nadie.
De todas formas, estar machacándonos y culpándonos constantemente no sirve de nada. La culpa solo nos hunde más y nos paraliza, no nos mueve a actuar. No somos culpables pero sí responsables, y la diferencia está en que sí, hemos hecho daño y nos lo hemos hecho, pero no ha sido a mala idea ni de forma consciente. No somos perfectas, nadie lo es, tenemos derecho a equivocarnos y seguramente lo seguiremos haciendo. Pero responsabilizarnos de nuestros errores implica que podemos actuar para cambiarlos, que tenemos que tener una actitud positiva, aprender de lo que hicimos mal y no volver a lo de atrás, sino seguir siempre adelante. 


Todo el rollo de la culpa/no culpa de la enfermedad es algo que aun no me entra muy bien en la cabeza, pero bueno poco a poco voy intentando entenderlo y dejar de machacarme tanto. Lo anterior es algo que mi psicóloga me mandó escribir hace unas semanas, y he querido compartirlo porque sé que es algo que a todos los pacientes nos cuesta mucho aceptar y no sé, quizás le sirva a alguien. 

6 comentarios:

  1. Que forma más maravillosa de pensar... Porque ha sido una flechazo con la entrada tan solo al leer el titulo. No se que más comentar, todo lo que podría decir lo has explicado tú. Y aun que digas que no te entra en la cabeza no me ha podido parecer más cierto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Buah, tienes frases motivadoras ahí escritas, lo bien que lo expresas todo... me enamoras! Un beso cielo! Pásate!

    ResponderEliminar
  3. (¯`´♥(¯`´♥.¸________ღ☆ღ___ ¸.♥´´¯)♥
    ☆ ▓▒░ ☆ ♥ L O V E ☆♥ ░▒▓ ☆
    (_¸.♥(♥´´ ¯¯¯¯¯¯¯¯ღ☆ღ¯¯¯¯¯¯¯¯¯ `´♥.¸)♥ 

    ResponderEliminar
  4. Exacto! no es nuestra culpa pero una vez que somos conscientes es nuestra responsabilidad hacer algo al respecto!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Soy de las personas que piensan, creen y sienten que más que buscar culpables es mejor invertir ese tiempo en pensar en que nos hizo llegar a ese punto para intentar aprender y no volver a caer de esa forma ;)

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)