24/5/13

Redención


Alicia necesita un botón para desconectarse. Para dejar de pensar un rato.
Quiere sentir su cabeza libre, despejada, vacía.
Necesita parar, sólo un momento, y respirar. Que los pensamientos que la bombardean le den una tregua a su caprichosa cabeza. Pero en vez de eso, se ahoga cada vez más. Se enreda con sus propias ideas, se pierde y no sabe volver.

Quisiera que alguien la entendiera. Sentir por una vez que no está tan loca.
Quisiera huir de sí misma, alejarse de sus demonios... Huir, esa es la palabra clave. La palabra imposible.
Porque no puede escapar de algo que la acompaña a donde quiera que vaya.

Pero hay un lugar al que el demonio no puede entrar.
Existe una manera de hacerlo callar para siempre.

Y ahora sabe que veinte no son suficientes.

5 comentarios:

  1. Me parece increíble la manera en la que escribes^^ La entrada es genial, resulta interesante y me he quedado con ganas de saber el lugar en el que el demonio no puede entrar.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. hola, yo me quede con ganas de entender la ultima frase, veinte no son suficientes... Y sí siempre hay un lugar donde el demonio no puede entrar, refúgiate ahí y no estás loca ni estas sola, entendi y me identifique con lo que dices...
    espero que encontremos ese lugar
    besos

    ResponderEliminar
  3. no es locura xq si vos lo esta lo estoi tmb jeje
    solo se necesita un respiro...todo es valido menos rendirse..animosss!

    ResponderEliminar
  4. Me encanto tu entrada, y al mismo tiempo creeeeo entender un poco de lo que se trata la frase final, "veinte no son suficientes", pero siempre recuerda que hay más puertas. Un kiss, me encanto tu blog en verdad, nos leemos en definitiva!

    ResponderEliminar
  5. Hacerlo callar para siempre... Quizá es que en ese aspecto sea un poco negativa, no sé si lo que has querido decir es que la única forma de derrotarlo es por medio de la muerte :S

    Tú eres mucho mas fuerte que eso.

    Alicia podrá huir, pero no podrá escapar, tarde o temprano tendrá que enfrentarse a aquello que le da tanto miedo, y cuando admita la realidad, y que quiere cambiar su situación, es cuando habrá dado el primer paso para vencer a esos demonios que le persiguen allá a donde va.

    Y sí, tendrá que hacerlo siempre, a los 20, a los 25, a los 30, a los 50. Tendrá que luchar siempre, no rendirse nunca, y aprender a ver el lado bueno de las cosas, no a ponerse la zancadilla a sí misma, porque parece que vivir en sus pensamientos negativos que la destrozan y la consumen, como si fuese una forma de vida, lo más fácil...

    Sé que no es lo mas fácil, pero parece que cuesta mucho más mantenerse positiva y optimista, ¿no?

    Que busque algo por lo que sonreír y sonría. En huir no está la solución. Ella es valiente, es fuerte, y ya lo ha hecho alguna vez, se ha enfrentado y ha salido adelante, así que, ¿por qué no una vez más?

    Besos, y feliz domingo.

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)