5/4/13

Would you lie with me and just forget the world?


Normalmente le gustaba esa sensación de tumbarse sobre la hierba mirando al cielo y descubrir toda clase de criaturas en las formas de las nubes. Normalmente sonreía cuando el sol de abril acariciaba su piel, y cerraba los ojos para escuchar mejor el canto de los pájaros.
Pero esa tarde era distinto. Esa tarde las nubes solo dibujaban monstruos sobre el lienzo azul. Y el aire no olía a primavera, sino a soledad. 
Cerró los ojos como siempre hacía, sí, pero esta vez los cerró con fuerza, deseando que el mundo desapareciera. Claro que en vez de desvanecerse, la ausencia que le embargaba se hizo aun más real, aún más pesada. 
En ese momento cayó en la cuenta de que no  había vuelto a besar a nadie desde que él no estaba. Ni quería hacerlo, porque sabía que su corazón no volvería a latir tan deprisa como latía durante esos segundos justo antes de que sus labios se fusionaran con los de él. Ningunos labios podrían escribir poesía en su alma más que los suyos.
Se dio cuenta de que ningún abrazo volvería a ser lo mismo, porque no había otro par de brazos en el universo entre los que pudiera sentirse tan segura como se sentía entre los suyos. Él era el único capaz de hacerle tocar el cielo con los pies sobre la tierra. 
Comprendió que las tardes de primavera perdían todo su encanto si no las compartía con él. Que había dejado de tocar la guitarra porque no tenía sentido si él no estaba ahí cantando a gritos. Que cocinar solo para ella no le alcanzaba. Que su cama era demasiado grande para una sola persona. Que la casa estaba más fría porque ya no encendían la chimenea para pasar horas mirando el fuego abrazados, como solían hacer no hace tanto. 
De repente algo se rompió en su interior al comprender que él la completaba.
Abrió los ojos y descubrió que lo echaba de menos.
Y nadie limpió la lágrima que rodó por su mejilla izquierda.

4 comentarios:

  1. ohhh q lindo q escribes me conmoviste
    besos

    ResponderEliminar
  2. Que triste no tener quien nos seque esa lagrima. Besitos

    ResponderEliminar
  3. Precioso texto, pero triste, pero aun asi, me encanto.

    Muchos besitos!

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)