18/4/13

Gracias por existir

Dedicado a esas personillas que hacen de mi mundo un lugar mejor...



Yo no quiero amigos de esos que aparecen de la noche a la mañana y desaparecen igual de rápido.
No quiero amigos de los que le dan a "me gusta" a todas tus publicaciones en Facebook pero no se saben ni tus apellidos. No quiero amigos de los que solo aparecen cuando todo va bien, que siempre están dispuestos a salir a divertirse y a reírse un rato pero dejan de existir cuando lo que necesitas es un hombro en el que llorar.
No quiero amigos que no me acepten ni que pretendan cambiar todo lo que soy.
No quiero en mi vida gente envidiosa, gente que necesite pisotearme para sentirse mejor consigo misma, o que se alegre de mis fracasos. Tampoco quiero a los pesimistas que solo ven el lado negro de todo, o a los que nunca intentan nada por miedo a fallar.
No quiero amigos hipócritas que se dediquen a hablar de mí a mis espaldas. Ni amigos que me regalen los oídos y me aplaudan todo lo que hago. No quiero amigos que cambien cuando están conmigo.
No, yo quiero amigos de verdad.
Elijo a aquellos con quienes puedo compartir cosas en la vida real, y no solo en Facebook. Compartimos momentos, historias, risas, experiencias...
Elijo amigos como tú, con personalidad, auténticos, que no tengan miedo a ser sinceros cuando estén conmigo. Con las ideas claras y la valentía de defenderlas.
Te elegí a ti porque se atreves a arriesgar, porque no te sientas a autocompadecerte, sino que te levantas a luchar contra las adversidades. Te elegí porque me gusta que desprendas energía, y que aunque tengas días o épocas de bajón, no te dejas vencer por ellos.
Te quiero a ti, que eres capaz de decirme las cosas a la cara, sean buenas o malas. Que si tienes que señalarme un defecto o un error lo haces, pero siempre con buena intención y no por hacer daño.
Te quiero a ti que me aceptas como soy, y al mismo tiempo me ayudas a crecer y a ser mejor persona día a día. Que celebras mis pequeños triunfos tanto como yo misma, que crees en mí y siempre has creído.
Te quiero a ti porque estás siempre, en las buenas, en las malas y en las peores. Porque confías en mí. Porque puedo contar contigo. Porque te tomaste el tiempo de conocerme antes de juzgar.
Por todas estas cosas, entre muchas otras más, te quiero.
¡Gracias por existir!

4 comentarios:

  1. Eso es lo bueno de los amigos que estan sin tener que estarlo, que encajas con ello sin ninguna explicación genética solo porque asi lo sentis..que hariamos sin ellos

    ResponderEliminar
  2. hola! me ha gutado tu blog, yo empiezo con el mio pásate y déjame tu opinión, si le das a seguir te sigo un besito

    ResponderEliminar
  3. Los amigos siempre están en los buenas y en las malas,y muchos de ellos, se convierten en hermanos, aunque no de sangre, son aquellas personas que sin unirte ningún lado genético, se convierte en una segunda familia <3
    Preciosa entrada!
    Muchos besitos!!

    ResponderEliminar
  4. me llego tanto tu entrada, pq recien una "amiga" me hizo algo muy feo, empece a dudar de todos mis amigos...
    estoy abriendo un blog privado, si quieres dejame tu direccion a http://porquedueletantofingir.blogspot.com para invitarte
    besos

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)