23/10/12

Quiero regalarte...



Para esos días en los que la tristeza te arrastra hacia el abismo y la desesperación es como un vórtice que te succiona sin piedad...

Quiero regalarte una sonrisa, para que la dibujes en tu rostro cuando las lágrimas te impidan ver la luz.
Quiero regalarte un abrazo, para que sientas el calor de la amistad cuando la soledad congele cada centímetro de tu piel.
Quiero regalarte una mirada de esas que transmiten más que muchas palabras, para que te ilumine el camino cuando la confusión lo oscurezca todo.
Quiero regalarte el latido de un corazón, para que cuando  te encuentres débil y tengas la tentación de rendirte, recuerdes que en tu interior está la fuerza que te permitirá alcanzar cualquier meta.
Quiero regalarte un recuerdo feliz, para que tengas algo a lo que aferrarte cuando el presente sea gris y el futuro parezca negro.
Quiero regalarte una caricia que te alivie cuando la vida te dé una bofetada.
Quiero regalarte una pizca de esperanza, para que te dé alas y remontes el vuelo cuando estés cayendo en picado.
Quiero regalarte unos minutos de silencio que te permitan pararte a reflexionar antes de actuar demasiado deprisa.
Quiero regalarte una calada de aire puro que refresque tus pulmones cuando la angustia te ahogue y no te deje respirar.
Quiero regalarte un trozo de sueño, para que tengas algo por lo que luchar cuando no le encuentres sentido a la vida.

Y quiero ofrecerte también mi mano, para transitar juntas este camino, y para que cuando te sientas sola recuerdes que siempre me tendrás a tu lado.

Creo que todo el mundo merece y necesita recibir un regalo así, pero entre unas cosas y otras, pocas veces nos tomamos el tiempo de darlo... ¿Y sabéis lo mejor? Son cosas que al compartirlas no se pierden, sino que se multiplican.  Y como estoy segura de que a la persona para la que escribí esto originalmente no le molestaría que lo compartiera con vosotros, pues aquí tenéis mi pequeño regalo. Podéis repartirlo y compartirlo con quien os apetezca. A esa amiga a la que has notado un poco triste últimamente, a ese otro amigo que hace tanto tiempo que no ves, a vuestra madre que ha hecho tanto por ti o a esa persona especial que se cuela en tus sueños.
Besitos!!

14/10/12

No te rindas



No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás sola, porque yo te quiero.
-Mario Benedetti