30/6/12

Hemos acabado con el pasado, pero él no ha acabado con nosotros.


Durante años he huido sin saber de qué. Creí que, si corría más que el horizonte, las sombras del pasado se apartarían de mi camino. Creí que, si ponía suficiente distancia, las voces de mi mente se acallarían para siempre.
El tiempo no nos hace más sabios, sólo más cobardes.

Marina - Carlos Ruiz Zafón

22/6/12

¿Cuánto dolor puede esconder una sonrisa?

¿Cuánto rencor puede albergar un corazón que apenas ha comenzado a vivir? ¿Cuántas mentiras puede contar alguien que aún cree en el ratoncito Pérez? ¿Con cuánta culpa puede cargar un cuerpo que tan sólo levanta un metro y poco del suelo? ¿Cuántos secretos pueden guardar esos labios que esconden una sonrisa mellada? ¿Cuánta maldad se puede ocultar bajo una piel presuntamente pura? ¿Cuánta perversión puede caber en una mente supuestamente inocente? ¿Cuán retorcidos pueden ser sus pensamientos?

¿Cuánta mierda creéis que puede correr por las venas de una niña de siete años? 
Pues os digo yo que mucha.



Fuck! No estoy bien últimamente. Todo me viene demasiado grande, todo me duele, todo me molesta... estoy más hipersensible que de costumbre.Y ya no puedo echarle la culpa a la primavera. Hasta los detalles más insignificantes me desconciertan y me marean. De repente me despierto en mitad de la noche, sudando frío por la pesadilla de siempre. Sin saber bien quién soy, ni dónde estoy ni en qué año vivo. Sólo espero que sea otra fase más y que no dure mucho.
Por otra parte, he terminado los exámenes, me ha costado pero finalmente he aprobado todo. Así que ya estoy de "vacaciones". Entre comillas porque aunque no tengo que estudiar, sigo estando ingresada 10 horas al día y el tiempo no me sobra... Pero espero poder leeros un poquito más ahora. 
Gracias por seguir ahí.

16/6/12

Me lo ha enseñado la vida...

Todos somos más débiles de lo que aparentamos.


Todos somos mucho más fuertes de lo que creemos.

11/6/12

Jabberwockying


Alicia solía darse muy buenos consejos a sí misma, aunque rara vez los seguía. Algunas veces se retaba con tanta dureza que se le saltaban las lágrimas. Se acordaba incluso de haber intentado una vez tirarse de las orejas por haberse hecho trampas en un partido de croquet que jugaba consigo misma, pues a esta curiosa criatura le gustaba mucho comportarse como si fuera dos personas a la vez. "¡Pero de nada me serviría ahora comportarme como si fuera dos personas!", pensó la pobre Alicia. "Ya se me hace bastante difícil ser una sola persona como Dios manda!"

3/6/12

Aunque ya no me oyes...

No me puedo creer que la semana pasada estabas y hoy, ya no. Que no vamos a volver a verte nunca, que te has ido y que ha sido porque así lo has elegido...
No lo entiendo, no me explico qué te empujó a saltar sin mirar atrás. Qué pudo haber sido tan horrible para preferir la muerte, cuando quedaban tantas cosas importantes para ti en esta vida. 
Tú, que eras el que siempre nos hacía reír, que desprendías tanta alegría con tu mirada. Quién iba a imaginar que pondrías punto final así.
¿Sabes? No importa lo que piense la gente, para mí no eres un cobarde. Yo sé que hace falta muchísimo valor, tanto para tomar esa decisión como para llevarla a cabo. Y aunque nunca podré saber qué fue lo que pasó por tu mente, ni cuáles fueron tus motivos... creo que puedo entenderte. Sé lo que se siente. Sé lo que es no ver nada de luz, ni en el presente ni en el futuro. Sé lo que es no encontrar nada que le dé sentido a vivir, sentir que los momentos malos superan con creces a los buenos. Sí, sé lo que es desear morir. Recuerdo la mañana en la que paseé por ese mismo puente. Recuerdo que me detuve a la mitad y me asomé a la barandilla. Recuerdo cómo me mareaba mirar abajo, cómo se me encogía el estómago, y cómo a medida que iban pasando los minutos, fui desistiendo, aceptando que no iba a ser capaz de saltar, ni siquiera de dejarme caer. Y recuerdo cómo poco después opté por las 20 pastillas que me llevaron al hospital.
Por eso no puedo juzgarte, ni yo ni nadie. De hecho, te admiro, porque tuviste el valor que a mí me faltó. Tenías todo el derecho a elegir, aunque eso no hará que duela menos. Tampoco significa que esté de acuerdo con lo que hiciste, pero respeto tu decisión. Espero que hayas encontrado lo que fuera que estabas buscando y que ahora descanses en paz. Nunca te olvidaré, amigo.