27/5/12

Take me out of here


"Quiero alejarme de este lugar, de esta realidad, izarme como una nube y desaparecer flotando, fundirme con esta húmeda noche de verano y disolverme en algún lugar lejano, por encima de las montañas. Pero estoy aquí, mis piernas son como bloques de hormigón, mis pulmones están vacíos de aire, me arde la garganta. No puedo marcharme flotando. Esta noche no habrá otra realidad."

-Cometas en el cielo (Khaled Hosseini)-

20/5/12

Silencio



Desde la cima del abrupto acantilado, Sophie contempló por primera vez el océano a través de unos ojos que ya no poseía. Observó, o creyó observar, al sol tiñendo el cielo de tonos rojizos y violetas, dando suaves pinceladas naranjas sobre la superficie del agua. A las nubes barriendo el horizonte por última vez, dejando paso a los pequeños puntos luminosos que aparecían tímidamente. El olor a sal le hizo cosquillas allí donde una vez había estado su nariz. Y a pesar de que carecía de boca, sonrió al notar que todo era tal y como siempre lo había imaginado.
Abrió los brazos que había perdido, y pudo sentir la brisa del mar acariciando su inexistente piel, filtrándose entre los mechones de su cabello calcinado. Era una sensación inigualable, única, perfecta. Sophie supuso que después de aquella experiencia, podría morir en paz. 
Y olvidando que ya no tenía oídos, concentró toda su atención en los sonidos que danzaban en el aire: el murmullo de las olas rompiendo suavemente contra las rocas, la sirena de algún barco que abandonaba un puerto cercano, el viento meciendo las palmeras de la costa, las gaviotas graznando a lo lejos. Dejó que esos sonidos la envolvieran, que conformaran la banda sonora de sus últimos minutos, y a continuación se dejó caer. Sin dejar de sonreír. Sin perder la calma.
Mientras descendía arrastrada por el viento, se cruzó con un avión de papel que sobrevolaba la superficie. Lo reconoció en seguida, era la carta donde había plasmado su última voluntad: cuando muriera, no quería ser enterrada. Quería que lanzaran sus cenizas al mar que nunca había conocido. Entonces se giró y observó a su novio en lo más alto del acantilado, sosteniendo una urna abierta entre las manos. Le agradó notar que parecía tranquilo y sereno. Se lo agradeció.
Entonces, cerrando los ojos que no tenía, dejó que sus cenizas abrazaran el agua para permanecer allí, flotando en armonía con la naturaleza, esperando a que las olas decidieran arrastrarla quién sabe a dónde... 

Y después, silencio.

Gracias por los premios y los comentarios, amores!! Os tengo un poco abandonados por lo del ingreso y porque esta semana tengo todos los finales del curso, así que casi no veo ni la luz del sol xD
Pero ya sabéis que si me tenéis un poquito de paciencia, en cuanto tenga un rato me pongo al día. 
Se os quiere mucho!!

12/5/12

Mariposas en el estómago...


Sí, yo, aunque suene increíble, estoy teniendo otra vez esa sensación que había olvidado.
Y me gusta(s).


Una vez más, gracias a todos y todas por entender la situación y por apoyarme tantísimo!! Ya sé que me repito, pero es que de verdad os lo agradezco, de corazón :)

6/5/12

-Café para dos.


-respondí, olvidando que ya no estabas.

Pequeños saltamontes, siento estar un poco ausente. Ahora mismo tengo menos tiempo, he tenido algunos bajones en el tratamiento y estaré un tiempo ingresada en una unidad de día. Seguiré actualizando esto los fines de semana, aunque espero que entendáis que no podré pasarme por vuestros blogs tanto como antes. 
Espero que todo esto sea para mejor y no se prolongue demasiado... Mientras tanto, gracias por todo el apoyo que me ofrecéis siempre!!
Se os quiere, besos!!

1/5/12

Hope is the only thing stronger than fear

Hace un tiempo, una amiga me dijo que la vida es un camino lleno de obstáculos, a los lados del cual nos vamos encontrando distintas herramientas. Y para avanzar tenemos que ir probándolas todas, una por una, hasta dar con la que nos sirva para superar los obstáculos que se nos presenten. Puede que las que me sirvan a mí no te sirvan a ti, o al revés. O puede que lo que ayer era suficiente, hoy no alcance...
El caso es que tenemos oportunidades, las tenemos a montones todos los días, quizás tenemos tantas que no las apreciamos y las vamos dejando pasar, pensando que "ya habrá tiempo". Y de repente, un día te das cuenta de que ha pasado el tiempo y lo has estado perdiendo. De que te confiaste demasiado y casi sin darte cuenta, has vuelto a caer. Necesitas algo que te haga remontar el vuelo, un empujón, un cambio de aires, herramientas nuevas. Algo.



Los cambios nunca son fáciles. La comodidad de la rutina suele dar seguridad, y el miedo a lo desconocido puede ser paralizante. Pero como dice el presidente Snow en Los Juegos del Hambre, la esperanza es lo único más fuerte que el miedo. Supongo que el secreto está ahí, en buscar una esperanza, o inventarla si hace falta, encontrar algo a lo que agarrarnos y que nos permita salir a flote. Y si el salvavidas que me lanzaron ayer hoy ya no logra evitar que me hunda, tendré que aceptar uno nuevo...


Gracias por los premios gentecilla, sé que estoy muy perdida, pero me pondré al día pronto, lo prometo! Tenedme paciencia mientras... Besos para todos!!!