3/4/12

Love her or hate her.

Nunca la verás calzando tacones ni llevando más maquillaje que algo de delineador negro y un pegote de rimel en las pestañas. Prefiere apurar un rato más entre las sábanas a levantarse temprano para peinarse, pintarse y arreglarse. Va por la vida en zapatillas y vaqueros, con los auriculares en los oídos, la melena rojiza al viento y las manos en los bolsillos. Le gusta pintarse las uñas de colores chillones, y no suele esconderse detrás de las gafas de sol. 
Es de esas personas que saben usar el humor como arma y como escudo, que se sacan de la manga chistes absurdos y harán lo imposible por arrancarte aunque sea una sonrisa minúscula. Pero luego, cuando se queda sola, llora como todos los demás hasta quedarse sin lágrimas.



No se le da muy bien relacionarse con el resto de los mortales, ni siquiera está segura de pertenecer a ese circo que llaman mundo. Cuando ve los telediarios no entiende por qué en Oriente Medio se matan a base de bombas si podrían solucionar sus diferencias tirando las armas y abrazándose todos.
No entiende de política, de crisis, ni de fútbol, no conoce a los concursantes de Gran Hermano ni se sabe la vida de Belén Esteban o de la vecina del quinto, pero tampoco le interesa. Le molestan las conversaciones banales. Prefiere callar y sumergirse en sus pensamientos, esos que nunca pronuncia en voz alta por miedo a acabar entre rejas con una camisa de fuerza. 
Si le das un libro se olvidará de que existe el mundo hasta que devore la última de sus páginas. Si le das una guitarra, pasará la tarde entera descomponiendo canciones y arrancando acordes de las cuerdas desgastadas. 
Dibuja compulsivamente en todos lados, canta en la ducha, sueña despierta y no sabe bailar. 
No le gusta la gente con muchas faltas de ortografía ni echarle azúcar al café. Detesta los espejos y los domingos. Ama la lluvia y el olor a lluvia. Le pierde el chocolate con nata. 
Es uno de esos seres poco corrientes que eligen el invierno antes que el verano, los días grises antes que los soleados, jugar en la nieve antes que bañarse en el mar. Pregúntale si prefiere el cine o la discoteca, un paseo tranquilo o irse de botellón, un juego de mesa o una partida a la videoconsola, y elegirá siempre la opción A. 
Algunos la consideran extraña, ella prefiere los términos "edición limitada" o "única en su especie". Cuando alguien la llama rara, sonríe y le dedica un cordial "es lo que hay, no tengo previsto cambiar". 
Así es ella. Puedes odiarla, puedes adorarla, puedes fingir ignorarla. Pero lo cierto es que si se cruza por tu vida, no te dejará indiferente.

11 comentarios:

  1. me encanta!!
    sabes? tengo algunas cosas de aquella mujer. pero resumiria que...
    alma sin color
    color sin alma
    puro? sano? bueno?
    invisible solo eso.


    vera :D un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tengo cosas en común con esa persona tan especial, "única en su especie", pero ¿sabes?, Tú has sido la valiente en decir :
    Me da igual lo que digan, yo soy así.

    Te adoro.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. yo la adoro!!
    es unica,sencilla i sobre todo es humana con errores i aciertos con ganas de vivir,de ser feliz i estoi segura un dia lo sera i mucho,q sea como es xq no es rara si algunos asi lo creen,para mi es unica!
    besitos hermosa!

    ResponderEliminar
  4. me identifico con el 90% de lo que decis de ella... <3

    :) "Edición Limitada"

    ResponderEliminar
  5. wow!*-*
    has trabajado la entrada!^^
    se ve, se ve(;
    jajaja, muy buen post!
    te espero por mi blog, un beso♥

    ResponderEliminar
  6. Precioso, precioso :) Hay pocas personas así, y son las que más valen. Un saludo.

    www.mirimidona.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Oh! Lucy creo que seria un honor conocerla! =))

    Es una chica extraordinario por lo visto. Y tenemos en común lo de preferir cosas tranquilas, olvidarnos del mundo al leer un libro y preferir el invierno. Creo que nos llevaríamos bien.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado esta entrada, y lo ha hecho porque no hay nada mejor que ser una misma, porque es por ser así por lo que vale cuanto vale ;)
    En muchas cosas me veo reflejada con ella,y me hacen darme cuenta que por muy edición limitada que nos creamos siempre habrá alguien que se parezca un poco a nosotros ;)
    Ya que gracias a dios, igual nunca habrá ;)

    ResponderEliminar
  9. ame tu entrada :) siempre hay que ser uno mismo, eso es bueno <3

    ResponderEliminar
  10. Es un verdadero honor conocerte en persona , Lucy, y también me alegro de que no tengas previsto cambiar. Aun me queda mucho por descubrir de tu rica personalidad, pero lo que llevo conociendo de ti, me fascina.
    P.d. Comentario escrito a las 4:27 a.m. En un aeropuerto cualquiera, esperando llegar a lo que el resto de los mortales llaman, hogar, dulce hogar, yo prefiero llamarlo "sitio donde dormir"

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)