19/2/12

Maybe it's not enough, but it's worth it

Qué impotencia, qué rabia. Verte llorar y no poder hacer absolutamente nada. Nada más que estar a tu lado, llorar contigo, abrazarte, acompañarte en silencio. Pero de qué sirve eso, si haga lo que haga el destino ya está sellado. Mi compañía y mi apoyo se quedan cortos, no pueden calmar tu dolor ni mucho menos devolverte a tu padre.
No hay nada en esta vida que golpee tan duro como la muerte. Ni si quiera cuando la ves venir con tiempo. Nunca se está preparado para perder a alguien. Pero cuando ocurre así, de la noche a la mañana... cuando una persona está tan llena de vida, y de repente una mala maniobra te lo arrebata sin piedad... No puedo siquiera imaginarme lo duro que debe ser el golpe. Solo puedo decirte que lo siento, lo siento muchísimo. Me parte el alma verte destrozada y no poder ayudar. Te quiero. Eres como una hermana mayor para mí. Siempre has estado a mi lado, no me has fallado ni una vez, y ahora que eres tú la que me necesita, no sé cómo actuar. 
No vas a leer esto. Pero de todas formas necesito sacarlo, y decir que aunque no sirva de mucho, estoy a tu lado en este momento y seguiré estando siempre, igual que tú has estado para mí.

9 comentarios:

  1. Y es suficiente.
    Sólo saber que la acompañas en su dolor será para ella el mayor de los consuelos.
    Nunca sabemos que decir, que hacer, pero si piensas por un momento en los momentos en los que ereas tú la que la necesitaba y te bastaba saber que estaba ahí, posiblemente ella haya pensado igual, que ojalá pudiera hacer mas por tí.
    Cuando los demás nos regalan su apoyo nos parece demasiado, cuando nos damos por los demás siempre nos parece poco.
    Un abrazo para ella y para tí que compartes su dolor.

    ResponderEliminar
  2. Sea con la muerte o de otra forma estoy de acuerdo con que es dificilisimo perder a alguien y con la muerte aun más porque no podrás volver a verlo. Y de seguro a ella tu compañía aunque hayas dicho que no si le sirve de mucho porque en esos momentos se necesita saber que hay gente rodeandonos y que nos apoya. Beso, te sigo.

    http://www.sweetcinderellaa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Mi mejor amiga también perdio su padre hace dos años y yo me senti exactamente igual que tú, me senti paralizada, sin saber que decir, ya que sabía que todo lo que yo pudiese hacer se quedaba demasiado corto...
    Es tal la sensación de impotencia que recorre por tu sangre en esos momentos, que incluso yo ahora me siento incapaz de decirte nada a ti, solo te diría que no dejases de estar a su lado, porque aunque parezca poco estoy segura que ella te lo agradecera muchisimo

    ResponderEliminar
  4. Uno nunca se prepara para perder a alguien a pesar de que es lo más seguro en la vida, y los que estamos allí al lado solo podemos ofrecer un hombro para llorar y una promesa inquebrantable de que siempre puede contar con uno.. Lindo Blog un beso!

    ResponderEliminar
  5. A una amiga le paso lo mismo, me lo confeso hace muy poco tiempo, me dijo que cuando yo habia perdido a mi abuelo, ella no sabia que hacer, se sentia atada de manos y es que yo era muy apegada a el, era como mi padre.

    ResponderEliminar
  6. Se tu misma y ella lo valorara...

    besos

    ResponderEliminar
  7. Lo siento muchísimo, no hay nada más duro que la muerte, es verdad :( Sea como sea tienes que estar a su lado pase lo que pase, estoy segura de que va a ser muy importante para ella. Un beso, y espero que dentro de poco volvais las dos a sonreir

    ResponderEliminar
  8. Cuando puedas pasate a echar un vistacillo por mi blog, tengo una pequeña tonteria para ti, espero que te guste ;)

    ResponderEliminar
  9. Que triste lamentablemente son cosas inevitables todo principio tiene un fin y no siempre es feliz, espero que tu amiga pueda mejorar su estado de animo, lo unico y lo mejor que puedes hacer es acompañarla en todo momento que te necesite. Saludos y mucha suerte

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)