12/2/12

Entre el cielo y las olas.


Anoche fui a la playa. Ya no me acordaba de lo mucho que me gusta pasear por la orilla del mar en invierno, de noche, sola. Juntar caracolas y lanzarlas al agua, hundir los pies en la arena, correr y reír a carcajadas sin necesitar motivo alguno. Mirar al horizonte y perderme entre todos esos puntitos luminosos que parpadean entre el cielo y las olas. Volverme pequeña al observar toda esa inmensidad, las olas majestuosas rompiendo con fuerza sobre las rocas. A veces me gustaría estallar como hacen ellas. Se descomponen en miles de gotas, de lágrimas, de moléculas de agua. Se separan, son libres durante unos instantes y luego vuelven a formar parte del mismo océano. Se retiran despacio, con calma, besando la arena. Renacen. Cierro los ojos e imagino mi renacer.

7 comentarios:

  1. Me ha encantado!!! :) A mí también me encantaría renacer así, y esa sensación de pasear por la playa con los pies desnudos es indescriptible^^
    Por cierto, podrías decirme cómo se llama la letra que utilizas para el texto? es que me encanta ese tipo de letra, y me gustaría cambiar la letra de mi blog^^ Un besito, espero que no te importe responderme!

    ResponderEliminar
  2. Me encantan tus relatos, son preciosos. :3

    Bss,

    Jem

    ResponderEliminar
  3. Jó, me ha recordado tanto a mis paseos por la playa... ¿Sabes? Una de mis aficiones preferidas es coger por la noche una toalla y tumbarme en la arena de la playa cuando todas las luces ya se han apagado. A esa hora es cuando mejor puedes contemplar las constelaciones al mismo tiempo que tienes el sonido del mar como banda sonora de tal momento. Muy bonita la entrada.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Dios, que sensación, me encanta el texto, sobre lo que hablas, pero sobre todo me fascina el sentimiento que desprende esta entrada ;)

    ResponderEliminar
  5. Mis seis sentidos paladearon tu "relato". Mi memoria emotiva tambien. Una vez mas la empatia. No hay mejores playas que las de invierno. Y vi tu renacer... tus miles de "yo" esparciendose, iluminando... Debo confesar: Fuiste (y eres) mi supernova ideal.

    ResponderEliminar
  6. Por favor, lee mi ultima entrada. Es importante.

    ResponderEliminar
  7. Que hermosa tu entrada, me hizo acordar lo mucho que extraño el mar. Hace muchos años que no voy, pero bueno algun dia volvere. Gracias por pasar por mi blog! Te espero cuando quieras, nos seguimos leyendo-

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)