27/12/11

Números que son enemigos

Durante años mi vida entera ha girado alrededor de números. Todo lo que hacía era contar. Contar calorías ingeridas, calorías quemadas, tallas, centímetros, kilos, gramos... Sumar y restar, números y más números. Y lo que es peor, permitía que mi estado de ánimo y mi autoestima estuvieran determinados exclusivamente por esas cifras. Pero ya está bien, ¿no?
La felicidad no puede medirse en calorías, ni el valor de una persona en kilogramos. 
Hoy no lo digo para convencer a quien lea, sino para recordármelo a mí misma. A veces se me olvidan estas cosas, y me obsesiono hasta el punto de sentir que mi peso es lo único que me da o me quita valor.


Hace unos días, tuve la brillante idea de pesarme aunque me lo tienen terminantemente prohibido, y a sabiendas de que el número que viera me iba a sentar como una bofetada. Dicho y hecho. Ahora no puedo quitármelo de la cabeza y me persigue haga lo que haga... Pero como me dijo ayer mi amiga Piper, la báscula tenía que marcar un peso mayor al de antes, que tampoco era sano, para demostrarme que estoy mejorando. Es cierto que todavía no era el momento de enfrentarme a eso, pero como también me dijo Piper, tarde o temprano tengo que vencer ese miedo a los números y aprender a que no me afecten tanto.
¿Y sabéis la parte buena? Que he conseguido manejar la situación yo sola y no venirme abajo. Vale, sí tuve un tropezón serio, pero después de llorar toda la noche y romper un espejo, me he vuelto a levantar. He ido a la peluquería (que es lo que suele salvarme en estas situaciones) y he salido más pelirroja, con el pelo más liso y sintiéndome mejor, sin que me importe tanto lo que diga la báscula. Y lo que es más positivo, estoy logrando resistir el impulso de mandarlo todo a la mierda. Sigo luchando por lo que yo quiero y rechazando lo que la enfermedad quiere que quiera. De los errores se aprende y yo he aprendido la lección: las pautas que me ponen están para cumplirlas. (Nota mental: Lucy del futuro, hazle caso a tu nutricionista!!)

Vamos chica, es sólo un número, no vas a permitir que te gane ni que te impida vivir tu vida.

PD: Piper, te quiero con locura y nunca me voy a cansar de decirte que eres mi ejemplo, aunque vos te canses de escucharlo xD. Conseguiste lo que yo lucho por conseguir y no sabes cuánto te admiro por ello. Gracias por estar siempre!!

PD 2: Gracias también a ti, JC, sabía que ibas a convencerme de hacer lo que tengo que hacer ;)

8 comentarios:

  1. ¡Esta es mi Lucy!

    Enhorabuena cielo. Acabas de demostrarte a tí misma de lo que eres capaz. Guarda este momento como un tesoro para cuando vengan malos tiempos (Aún tienen que venir algunos, tu lo sabes) Y no olvides lo fuerte que eres, y lo que crece esa fuerza cada día. Un buen amigo me dijo que la fuerza se alimenta de la fuerza, y que crece exponencialmente.

    Hoy en el Averno, encenderé una vela por tí.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que hayas superado ese tropezón sola y que estés intentando cada día de que te importen esos número de seguro lo vas a lograr por completo:) Un beso y te sigo.

    ResponderEliminar
  3. Un texto inspirador que muchas tendrían que leer. Me alegra que estés saliendo adelante, mucha fuerza.

    ResponderEliminar
  4. Tu blog es precioso y este texto wuau! muchas chicas deberían de leerlo, nos obsesionamos bastante con el número, y todo puede llegar a ser demasiado serio. Me alegra que hayas salido tu sola de ello y que lo estés superando día a día, recuerda: no es más que un número, la belleza no se basa en una cifra, la belleza la llevas contigo siempre, marque lo que marque la báscula.
    Un besazo y te sigo! :)

    ResponderEliminar
  5. ME GUSTO MUCHO TU ENTRADA, ES MUY CIERTA! CREO QUE A VECES TAMBIEN ME OBSECIONO UN POCO CON MI PESO. MUCHAS GRACIAS POR COMENTAR MI ENTRADA! ESPERO QUE SIGAS VISITANDO A MI BLOG! UN BESO!

    ResponderEliminar
  6. Yo tambien he tenido cambios de humor por el peso,pero tienes toda la razon,los numeros no te pueden controlar!
    Me gusta mucho tu blog,te sigo :)
    Car
    http://www.waytheby.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. El otro día leí una de tus últimas entradas acerca de este tema, y hoy he leído esta... y tengo que decirte que, aunque no te conozca, me siento realmente orgullosa de ti, eres muy fuerte y muy valiente! Sigue así y no te rindas nunca... Porque leyendo esto, estoy segura de que por fuera, eres tan bonita como por dentro ;).
    Un beso, y te mando mucho ánimo! =)

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)