17/12/11


Has tropezado, has caído de narices al suelo otra vez. ¿Pero qué piensas hacer ahora? Resignarse no es opción, quedarte en el suelo a lloriquear no soluciona nada.
¿Por qué no te levantas, le echas dos pares y te enfrentas a lo que venga? No importa cuánto miedo tengas, no importa cuán bajo creas que has caído, ni lo terrible que haya sido tu día. Siempre puedes cambiarlo, estás a tiempo. ¿Por qué dejarlo para mañana? Cuanto más esperes, más te va a costar. El tiempo sólo hace las cosas más difíciles. Así que actúa ahora que aún no es tarde, ahora que tienes fuerzas para sonreír, ahora que hay un corazón latiendo dentro de tu pecho. AHORA, y no después.

Llevo unos días raros, bastante raros.
Estoy hipersensible, aunque no puedo explicar lo que siento. No sé si necesito respirar o dejar de respirar. Sólo me apetece esconderme debajo de las sábanas y escuchar Pink Floyd hasta que se acabe el mundo. Pero eso sería abandonarme y sumergirme otra vez en el pozo de autocompasión que tanto detesto. 
Además, hoy es sábado gente, así que hagamos el esfuerzo de salir un rato, desconectar y sonreír. Quién sabe, quizás hasta acabemos riendo con ganas...

4 comentarios:

  1. Hola muy lindo tu blog, te sigo... Me re gustó esta entrada muy linda la verdad qe es verdad, cuando con caemos siempre tenemos qe levantarnos mas fuertes y enfrentarlo todo =)!! muy muy lindo blog... Besiiitos

    ResponderEliminar
  2. (

    )
    Me has quedado sin palabras por eso mi inicio de comentario no podía ser otro..decir que me encanta esta entrada sería mentira, es mucho mas que esom, me siento muy identificada con ella y me alegra tanto ver ese positivismo dentro de la tristeza que es imposible no darte las GRACIAS por esta pedazo de entrada, GRACIAS por dejarmela leer :)

    ResponderEliminar
  3. Si, no te rindas, no desistas, no pierdas la batalla contra la vida. Vive, sé tú aunque los demás te miren mal, o no te miren; vive, y no dejes vivir, sé mala con la vida. Devuélvele los palos a la vida enseñándole tu sonrisa dentada.
    Sé feliz y aunque no lo seas, miente.
    Me encanta tu blog, y me encantas tu, te leeré con ganas.
    Un besazo.
    PD, tu entrada anterior buah, sin palabras.

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)