7/9/11

Hay un héroe en tu interior


Pues ya está hecho el examen, por fin. Creo que salió bastante bien... Si apruebo lo celebraremos con una sorpresita, pronto os daré noticias ;)
Siento haberos hecho esperar, en seguida respondo los comentarios!! 
Y os dejo algo que escribí hace cosa de un mes para subirlo al blog, pero que hasta hoy no me había atrevido a releer... es un poco largo, lo sé, pero no quería dejar de compartirlo. Espero que guste, besos!!
                                  

Está sentada en el frío suelo del cuarto de baño, abrazada a sus propias rodillas. Balanceándose suavemente hacia adelante y hacia atrás. Se abraza a sí misma porque está asustada y necesita consuelo. Pero está sola, y si no lo hace ella, nadie más lo hará. Tiene los ojos cargados de lágrimas, pero no puede llorar. Tampoco quiere hacerlo. Trata de convencerse de que esas lágrimas no son de las que brotan del alma. Son el resultado del esfuerzo que ha hecho al introducirse los dedos en la garganta para vaciar el estómago. Pero aunque le asuste reconocerlo, yo sé que esas lágrimas saben a rabia y a impotencia.
Se muerde la rodilla de forma inconsciente, deseando comerse a sí misma hasta desaparecer. La taza del váter parece una boca gigante (qué irónico) burlándose de ella. Se pregunta qué pensarían sus amigos si la vieran en ese preciso momento. Con los ojos colorados, el estómago ardiendo, la garganta dolorida, los dedos llenos de saliva, casi sin aliento. Da asco, y lo sabe. Nadie se imagina que una niña como ella esconde un secreto tan escabroso. Y piensa que lo mejor es seguir así, sin que nadie se entere.
Me da pena esta chica. No sabe que si pidiera ayuda, habría muchas personas dispuestas a ofrecérsela. Cree que dejarán de quererla, que nadie la comprenderá, que la tomarán por loca y la juzgarán. Si supiera cuánto la aprecian su familia y sus amigos... Si supiera lo importante que es para  ellos, que darían cualquier cosa por verla feliz...
Se levanta temblando, y se coloca frente al espejo. Se mira, pero no se ve. Su mente la engaña y dibuja un reflejo distorsionado. Se encuentra cara a cara con un montón de imperfecciones, y es incapaz de ver la realidad. Se pone de perfil, se palpa los brazos, la cadera, el estómago. Se clava las uñas en los muslos convencida de que parece un elefante. Y no sabe, ni siquiera sospecha que Miguel, ese chico del que tanto tiempo lleva enamorada, se vuelve loco por sus piernas y su cintura. Que ya se fijaba en ella incluso antes, cuando tenía unos kilos de más.
Ojalá pudiera decírselo. Ojalá pudiera decirle lo hermosa que es, por dentro y por fuera, lo mucho que la quiere todo el mundo, lo valiosa que es. Pero no me escucha. Hay otras voces en su cabeza que se elevan apagando la mía. Hace tiempo que dejó de oírme.
Clava la mirada en el desgastado reflejo que tanto odia, y siente un enorme deseo de destrozar la superficie de cristal con el puño. "No es suficiente aún. ¿Es que no te ves? Estás gorda." - sentencia el espejo. Ignora mis súplicas y me da la espalda. Se arrodilla otra vez ante su confidente de porcelana, aquel en quien derrama todas sus frustraciones a diario. Vuelve a vomitar.
No sé cómo hacer que abra los ojos. Que se vea a sí misma tal y como yo la estoy viendo, y se dé cuenta de lo peligroso que es ese hábito.

Ha comido demasiado, ha comido por todos esos días que pasó en ayunas. Perdió el control, y piensa que esta es la única forma de recuperarlo. No se da cuenta de que se está sometiendo más y más a la enfermedad que la ha esclavizado. Cree que está tomando las riendas de su vida, cuando en realidad se está encadenando a la muerte. No quiere aceptar que lo que empezó como un juego se le está yendo de las manos.
Siente que se ahoga, no puede respirar, pero no desiste. Vuelve a meterse los dedos en la boca, y en pocos segundos la comida responde a su llamada. Escupe a la vez que llora. Quisiera que desahcerse de toda su rabia, su vergüenza, su odio y su dolor fuera igual de sencillo.
Yo quisiera que escuchara lo que tengo que decirle. Que no está todo perdido, que aún no es demasiado tarde. Que ella es mucho más que un títere en manos de Ana y Mía. Que es una persona maravillosa, con un montón de cualidades, no tiene por qué rendirse. Que puede salir, pero necesita ayuda.
La veo limpiar meticulosamente todas las pruebas del delito que acaba de cometer, asustada de solo pensar que pueden descubrirla. Se lava las manos y la cara, se enjuaga la boca, se seca las lágrimas... Y cuando tira de la cadena, siente que un pedazo de esperanza y parte de su dignidad se van por el desagüe.
Quisiera que se diera cuenta de que en su interior habita un héroe esperando a ser liberado. Que estoy aquí, que soy ella misma. Que tengo las fuerzas que cree que perdió. Que sólo tiene que buscar en lo más profundo de su ser para encontrarme, y juntas podremos luchar para salir de este infierno y conseguir el futuro que se merece.
Mírame cariño, mírate. No estás sola.


PD: A los que queréis conocerme, preguntarme algo, o cualquier cosita, tenéis mi correo en mi perfil. No me conecto al msn, pero me podéis escribir y prometo contestar (a menos que me pidáis tips para adelgazar o me preguntéis cómo ser anoréxic@s...)

10 comentarios:

  1. Me alegro que te haya salido bien el examen (;
    Y cariño, no hace falta que me des las gracias, con el comentario que me dejaste me emocioné y todo :')
    Y con este texto tambien me he emocionado..no me gusta nada que estés/huberas pasado por eso..
    Hoy me he puesto a reflexionar...y sabes? Quiero conocerte..aunque lo tenemos muu complicado...y tambien que aunque solo hablemos por comentarios...te quiero aunque sea un poco..y tambien te tengo que dar las gracias ahí...por que sé que estás ahí..apoyandome en las distancias (ai que me emociono ) asi que GRACIAS...y bueno..que siempre estaré cuando me necesites..y por último que eres UN AMOR, con todas las letras :)
    Muchos pero que muchos besos y ánimooos ! :D

    ResponderEliminar
  2. Madre mia,, tu entrada me ha dejado sin palabras. Me he emocionado mucho al leerlo, y me ha hecho pensar y darme cuenta de muchas cosas, de verdad,,, me ha ayudado mucho leerlo
    Una entrada increible de verdad,,
    te espero en mi blog
    http://unaaficionadaavertesonreir.blogspot.com/
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola, la verdad q no se que pueda comentar, tu entrada ha sido tan conmovedora que creo que las palabras no me alcanzan para expresarme. Solo quiero decirte q espero termine pronto para todas las personas que la padecen, esa pesadilla horrible de no poder verser tan maravillosas como en realidad son.

    Un abrazo y todo mi admiración.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro por el examen! :) y tu entrada me llegó, me dejo pensando, gracias por compartirlo,
    un beso

    ResponderEliminar
  5. me quedare corta al comentar,pero es q me ha fascinado!
    el espejo es engañoso cuando quien lo ve no lo ve en realidad,se podrian decir muchas cosas respecto al tema,me alegro estes tan consciente de ello,te dejo un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Precioso (bueno, ya me entiendes). Te voy a decir una cosa, y es posible que no me creas, pero lo que te diré a continuación es verdad: tengo 11 años, y una amiga de mi edad es anoréxica. No sé como ayudarla... ¿me puedes tú ayudar? Es una chica muy guapa, con los ojos azules, y es modelo infantil y tal. Le dijeron que si no adelgazaba, la echaban.

    ResponderEliminar
  7. Hola desastrillo valiente, quisiera decirte que me ha encantado tu post y aunque tienes una muy bella forma de escribir (sería ávida lectora de tus libros si escribieses) debo decirte que tu lucha contigo misma y la cual compartes en tu blog con todos los que te leemos acaba siendo cansina aparte de peligrosa para ti, ya te dije en su día que no podrás recuperar ni el tiempo ni la salud( lo que haces deja secuelas muy graves y no hay manera de que te asustes). Veo que tienes la fuerza, veo que tienes determinación y voluntad para hacer lo que más te gusta(escribir). No somos perfectos en todo, es la lección que te toca aprender, tienes algo muy grande entre manos, ni más ni menos que tu propia vida y ésta puede ser magnífica o mediocre. Tus textos serían excelentes si tú al fin superases esa crisis en la que te empeñas en seguir. A veces pensamos que de nuestro tormento y sufrimiento sacamos grandes creaciones pero te puedo asegurar que lo sublime sale del alma que crece, que aprende, que madura y ama lo que es. Tú puedes ser SUBLIME, no te quedes en la mediocridad. Y no he llegado a esta conclusión porque yo haya hecho cosas sublimes, no tengo el don que tienes tú, ni tu creatividad, pero sí he estado en el hoyo y es muy fácil regodearse en él, acomodarse, dejarse llevar y pensar que la fuente de nuestra inspiración es mismamente el dolor, la angustia, la oscuridad... nada más lejos de la verdad. Estar mal es un estado que se puede aprovechar para la inspiración pero el don es tuyo, tanto si estás feliz como si no. Perdóname si me equivoco y si te duelen mis palabras espero que sepas el porqué. Besos

    ResponderEliminar
  8. ola !
    te deje un premio en mi blog,espero te guste!

    ResponderEliminar
  9. Bueno primero darte las gracias por comentar en mi blog y que no pasa nada por no pasarte antes xikilla,a mi tambien se me va la olla,lo importante es que se que estas ahi =)
    Buuuf nena ,sin exagerar,de corazón,me hiciste que se me saltaran las lágrimas con esta entrada.Solo las personas que pasan por eso sabe lo mal que se pasa,pero yo me puedo imaginar algo y tan solo de pensarlo me dan escalofrios,te lo dire siempre,eres una persona valiente,sigue luchando por lo que quieres.Un besito y ¡animo!

    ResponderEliminar
  10. Perdona no haberme pasado antes.
    Muy buen relato; este tema siempre duele y quema y deja huellas muy profundas. Ánimo a todos los que se encuentren en esa situación y fuerza para superarlo. Porque, como tú dices, no están solos.

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)