28/8/11

Parece que mi único objetivo en este mundo es joderle la vida a todo el que se me acerque, y lograr que deseen estar muertos. 


Quizás tengan razón, quizás no debería haber nacido nunca. O quizás debería haber muerto hace diez años. 
El caso es que tengo la sensación de que todos serían mucho más felices si yo no estuviera estorbando en medio.

24/8/11

No pienses, sólo lucha.


A ver cómo explico esto sin parecer una demente... Bueno, en realidad tampoco es que me preocupe demasiado parecerlo xD
Hoy el nutricionista me ha mandado algunas pautas, según el las más básicas, pero os juro que de sólo leerlas me agobio! Y mucho. 
Tres comidas al día, siempre acompañada, sin poder echarme la cantidad que yo quiera... No puedo hacer ejercicio, no puedo cerrar la puerta del cuarto de baño, no puedo beber café, y se me acabó la leche desnatada. A partir de ahora entera o semi desnatada. Y nada de pesarme.
Tengo que comer un trozo de pan en el almuerzo, todos los días. COMER PAN!!! ¿Sabéis la cantidad de tiempo que llevo sin comer pan? Dios mío, de sólo pensar en la palabra carbohidratos me echo a temblar. 

Vale, parece que estoy exagerando y sobre actuando demasiado. Hace poco me dijeron que vivo haciendo una montaña de un grano de arena. Pero intentad entender lo siguiente: esas cosas que para el resto del mundo son un grano de arena insignificante al que le das una patada y desaparece... para mí son toda una montaña que parece infranqueable, para mí es un desafío tan enorme como escalar el Everest. Me he vuelto tan pequeña que me resulta difícil superar un grano de arena en el camino.

Sé que es difícil de comprender, pero piensa por un momento en algo que te de miedo. Muchísimo miedo, fobia. Algo que no soportes, que sientas que es más fuerte que tú. ¿Lo tienes? Ahora imagina que no tienes más remedio que enfrentarte a eso CINCO VECES AL DÍA, TODOS LOS DÍAS DE TU VIDA. Sin descanso, sin festivos ni vacaciones. ¿Te imaginas lo estresante que puede llegar a ser? 
Bueno, a eso me enfrento yo. A un monstruo que yo misma creé y que me acompaña en todo momento. Os aseguro que no es un grano de arena, es toda una cordillera de montañas llenas de precipicios. Y yo estoy tambaleándome en el borde, intentando mantener recuperar el equilibrio. Un desafío acojonante, y al mismo tiempo emocionante.
Lo importante es que todo esto es por mi bien y que la lucha valdrá la pena. Sé que si consigo esto podré conseguir cualquier cosa. 

Y mil gracias a todos por sus comentarios y sus palabras de ánimo!!

23/8/11

No somos tan diferentes


Todos tenemos secretos. Todos guardamos rencor. Todos mentimos y todos fingimos. Todos necesitamos algo de cariño. Todos sentimos y padecemos.
Todos estamos aquí de paso y algún día ya no estaremos más. Todos tenemos miedo. Todos dudamos. Todos nos equivocamos. Todos reímos y todos lloramos. Todos tenemos puntos débiles y puntos fuertes.
Todos en algún momento sentimos que tocábamos el cielo con las yemas de los dedos. Y todos también, el algún punto de la vida deseamos dejar de existir. Todos amamos. Todos soñamos. Todos somos mucho más frágiles de lo que aparentamos. Todos les hacemos daño a quienes más nos importan, y a todos nos lo hacen. Todos nos hemos arrepentido de algo.  Todos tenemos alguna ilusión, todos necesitamos una esperanza. Todos estamos solos, y eso es lo que nos une. Todos somos únicos y al mismo tiempo iguales.
Todos respiramos, todos vivimos, todos sentimos, todos habitamos el mismo planeta y todos formamos parte de lo mismo. Todos somos humanos.
Tenemos muchas más cosas en común que diferencias. 
Y sin embargo, todavía somos capaces de odiarnos por detalles tan triviales como el color de la piel.
Todos tenemos mucho que aprender.

22/8/11

Dos ataques de ansiedad en dos días.



Necesito a alguien. 
Aquí. 
Ahora mismo. 
Un puto abrazo. 
Pero no sé a quién acudir.

19/8/11

Hoy sólo tengo una palabra martilleándome la cabeza. 
Sí, esa palabra. La que empieza por "GOR" y acaba por "DA".
Mi psicóloga tiene razón. Estoy completamente obsesionada con los espejos. Y con los escaparates, y con las ventanas, y con cualquier superficie que proyecte mi reflejo. 

Necesito silencio. Que se calle el mundo. Que se calle el demonio que grita. 
No voy a hacerle caso, no voy a vomitar ni a tragarme media caja de laxantes.
No puedo seguir autodestruyéndome así.

Por cierto, muchas gracias a Nel por el premio 

18/8/11

Flashback

Escena rescatada del cofre de mi memoria: 
Tengo unos cinco o seis años y estoy en el patio de casa montada en mi bici rosa. Mi padre le ha quitado los ruedines de los lados. Estoy nerviosa y emocionada al mismo tiempo. Todavía tengo heridas en las rodillas de caídas anteriores. Me asusta hacerme daño otra vez, pero me tranquiliza saber que no estoy sola. Mi madre está cerca, con mi hermana pequeña en brazos. Sonriendo. Mi padre está justo a mi lado, sujetando el sillín con la mano derecha. Si ellos confían en mí, ¿por qué no voy a hacerlo yo? Me empuja suavemente por la espalda y me suelta. Mantengo el equilibrio con bastante dificultad. Pedaleo varias veces, con miedo, pero con empeño. Entonces empiezo a tambalearme, pierdo el equilibrio y entro en pánico al ver el leñazo que se avecina. Me doy de bruces contra el suelo. Pero no lloro. No grito. Me quejo, me pongo en pie cojeando, levanto la bici con un gesto de dolor, y me vuelvo a montar. 


Esta vez he llegado un poco más lejos que la anterior. Y la próxima serán unos metros más. No me rindo, porque entiendo que los golpes son parte del aprendizaje. Y aunque no sé cuánto tiempo me llevó, ni cuántas caídas hicieron falta, sé que al final logré mi objetivo: aprendí a montar en bici. 

Levántate, Lucy, despierta de una vez. ¿A qué estás esperando? El mundo no se va a detener a esperar que te pongas de pie cada vez que tropiezas. Deja de perder el tiempo. ¿No ves que la vida se te va de las manos?

16/8/11

Palabras como paracaídas

Los altibajos cuando no pisas suelo firme. Cuando sonreír no depende sólo de ti. Cuando sientes que estás demasiado lejos.
La incertidumbre, los nervios, la lágrima fácil. La historia de siempre, solo cambia el paisaje. Qué quieres que te diga si ni yo misma lo entiendo. Si por mucho que lo intento siempre vuelvo a tropezar.

El problema con los problemas, valga la redundancia, suele ser el modo en que nos enfrentamos a ellos. El impulso, siempre el mismo: esconderte, llorar, rendirte. Puro instinto. Nos encanta compadecernos de nosotros mismos. Lo difícil viene luego. ¿Vas a quedarte ahí lloriqueando o vas a afrontar lo que tienes delante? La vida pasa demasiado rápido como para perder el tiempo en lamentarse.

Hoy estas abajo, has caído en picado hacia un pozo sin fondo, las circunstancias te han empujado. ¿Vas a dejar que sigan haciéndolo? ¿Vas a perderte de nuevo en el vacío? ¿En los ataques de histeria, el pánico, a golpes con el espejo?

Palabras como paracaídas.
Sonrisas a modo de alas.



Lo dijo Ariamsita en su blog. Y no podría estar más de acuerdo. Os recomiendo que os paséis, vale la pena.

14/8/11

Masquerade

Alicia fabrica cada mañana una sonrisa de usar y tirar. 
Esconde bajo la almohada las ganas de llorar y se pone su máscara de niña fuerte.
Y cuando le preguntan si está bien, se traga las lágrimas y escupe una mentira envenenada...


12/8/11

Permitidme que me enrolle un poco...

Soy consciente de que pasearme por blogs "pro Ana" no me ayuda absolutamente en nada. Es obvio que leer los días que otras chicas llevan sin comer o los kilos que han perdido, no me va a alejar de todo ese mundo. Seguir en contacto con esas "princesas" que apoyan la anorexia como un estilo de vida y que comparten tips para morirse lentamente es cualquier cosa menos saludable. Y no es mi estilo.
Es verdad que puede tener su lado bueno, que en una época me ayudó a sentir que no estaba sola, que había mucha gente pasando por lo mismo que yo, que me entendían y que no me juzgaban. Pero sinceramente, no hizo más que hundirme en un pozo de auto compasión y engaño. 
Conocí a personas maravillosas vagando por ese mundo, y os aseguro que la mayoría sólo buscan sentirse apoyadas y aceptadas. Por regla general, no son gente que quieran arrastrar a más chicas al abismo, como se suele creer. En todos estos años no he conocido a ninguna chica que acepte a las "wannas" (niñas que quieren empezar con la anorexia sin saber dónde se meten). De hecho, cuando estaba empezando con Ana fueron muchas las que me animaron a dejarla, advirtiéndome que si seguía por ese camino me iba a arrepentir.
Sinceramente, me gustó sentirme aceptada y formar parte de un grupo donde nadie juzga a nadie y todos se apoyan mutuamente... pero hace mucho que me di cuenta de que sólo nos apoyábamos en el camino a la muerte. Sí, así de claro y de duro, es cierto. Lo que yo defendía no es un estilo de vida, es una jodida enfermedad mortal. No voy a cerrar mi blog, ni mucho menos, porque es el único sitio donde puedo expresarme sin miedos. Pero espero que comprendáis por qué he decidido dejar de pasarme por algunos de los vuestros...
Como siempre he dicho, respeto lo que cada uno decida hacer con su vida y con su cuerpo y obviamente no voy a juzgar a nadie. Tan sólo espero que no vayáis demasiado lejos :)

Y por cierto, a los que me comentan o me mandan preguntas en formspring pidiéndome tips y esas cosas: NO VOY A REPARTIR ANOREXIA MALDITA SEA!!! No malgastéis vuestro tiempo porque no pienso enseñaros a vomitar sin hacer ruido, ni qué hacer para que no os suenen las tripas, ni cómo evitar los mareos ni mierdas por el estilo. Por la sencilla razón de que no quiero que nadie sufra lo que yo he sufrido. 
Nada más que decir, sólo quería aclarar esos detalles :P
Amm y gracias a los 206 lunáticos que me siguen xD

11/8/11

I told another lie today.


Sigo siendo tan retorcida, hipócrita y manipuladora como siempre.

Tengo un millón de máscaras y sé perfectamente cuál ponerme para conseguir lo que quiero
¿No odiáis a la gente así?

Pero voy a aprender a quitármelas, y volveré a ser yo misma.


Por cierto, me cambio el nombre porque ya no quiero ser Beautiful Disaster. Porque este "disaster" no tiene nada de "beautiful", y porque además quiero dejar de ser tan desastre xD.
Desde ahora me declaro oficialmente Lucy in the Sky with Diamonds .

8/8/11

Lo que no me mata, me hace más fuerte



Hey, esta es mi entrada número 99, a ver si para la número 100 puedo tener 200 seguidores!! Sólo me faltan 3, animaros! :D

5/8/11

Con respecto a mi entrada anterior y a los comentarios


Lo primero que quiero dejar claro es que quiero a mi prima con locura. Que es una de las mejores amigas que tengo y sé que ella también me quiere y se preocupa por mí; me lo ha demostrado en muchas ocasiones. Y creo que si me dijo esas cosas fue por la desesperación y la impotencia que se sienten cuando no sabes qué hacer para ayudar a alguien. 
Ahora lo pienso con la cabeza fría y lo entiendo. Vale, ayer no reaccioné de la mejor manera ni mucho menos, pero es lo que pasa cuando tienes un trastorno, no se puede evitar tan fácilmente. Pero no voy a dejar que una caída me frene, nunca lo he permitido. Por cada persona que me juzga o intenta tirarme abajo, hay veinte más que me ayudan a levantarme.
Y en cuanto al comentario que me dejó e.b. no, no me doy pena, porque SÍ estoy luchando por salir de todo esto. Y porque estoy dando pasos que para algunos pueden parecer insignificantes, pero no imagináis lo que me cuesta darlos, y para mí son enormes porque al final me llevarán a donde quiero llegar. Me gustaría saber cuántos de los que se dedican a criticar se enfrentan a sus miedos como yo lo estoy haciendo. Quizás la próxima vez podrías informarte un poco más en vez de basarte en una sola entrada para juzgar.
No quiero morirme. Si quisiera morirme ya lo habría hecho, eso os lo aseguro. Y si estoy esforzándome por salir de este pozo, es porque valoro mi vida, porque sé que puedo recuperar muchas de las cosas que me estoy perdiendo por culpa de esto, y que si sigo por este camino no voy a ser feliz. 
Y puede que tengas razón, y que algunas personas me lean, comenten, y luego se olviden de mí. Pero da igual, porque los comentarios siempre aportan algo. A veces me hacen ver las cosas desde otra perspectiva, a veces me ofrecen una solución que no se me había ocurrido, otras veces simplemente me sacan una sonrisa y me dan un pequeño empujón para seguir adelante. Además, no todos los que comentan son desconocidos, también hay gente cercana que me escribe de vez en cuando. 
Por eso, y ya sé que me repito, vuelvo a daros las gracias a todos los que se toman el tiempo de dejar unas palabras!! Se os quiere :)

4/8/11


Palabras literales que mi prima me ha escupido a la cara:
-Eres consciente de que estás anoréxica, ¿verdad?
Contuve la respiración y me preparé para la avalancha que sabía que se aproximaba. Lo que no me esperaba era que fuera a tocarme el cuerpo. Ni siquiera reaccioné para evitarlo.
-¿Es que no ves que te has quedado en los huesos? 
Mentiras y más mentiras. Además, como si eso fuera tan terrible. En realidad es lo único "bueno" de esta enfermedad. Con un poco de suerte, seré invisible.
-Estás horrible. Y no lo digo yo, me lo ha dicho más gente.
"Por lo menos han tenido el detalle de no gritármelo en los morros"- pensé.
-Tenías un cuerpo bonito, pero ahora das asco.
Eso ya lo sé. Doy asco por dentro y por fuera. Por fuera me consumo y por dentro me estoy pudriendo. ¿Crees que necesito que me lo recuerdes?
-¿Sigues con el tratamiento ese?
-Tengo que ir el martes.- fueron las únicas palabras que logré articular.
-Pues que sea pronto, porque creo que te vas a morir este fin de semana.
Me tragué el "ojalá" que me estaba quemando los labios, y me quedé callada, que es lo que mejor se me da. Porque si dijera todo lo que me pasa por la cabeza, acabaría encerrada en un manicomio con una camisa de fuerza. 
-Pero que si quieres morirte tú sabrás lo que haces.
No sé cómo aguanté las ganas de salir corriendo, cómo me tragué las lágrimas, de dónde saqué las fuerzas para pasar el resto de la mañana con ella, ni como pude ir a clase sin venirme abajo y romper a llorar. Lo único que sé es que en cuanto me quedé sola dejé de aguantar, y no contuve el deseo de destrozarme el cuerpo con la cuchilla, ni de vomitar lo poco que había en mi estómago, ni de llorar hasta quedarme dormida.
Y me he despertado escuchando aún el eco de sus palabras:
"Estás horrible, estás horrible, estás horrible"
Lo peor de todo es que tiene razón.

1/8/11

"A veces hay que tocar fondo para empezar a salir a flote"

Una amiga me lo dijo hace tiempo, y recientemente alguien me lo repitió, casi con las mismas palabras. Ahora me ha tocado a mí descubrirlo en primera persona. 
Me toca aceptar que estoy cayendo en picado, y empezar a maniobrar para retomar el vuelo. Me toca reconocer que lo que empezó como un juego inocente se me ha ido de las manos. Y lo peligroso de este juego, es que los límites no están marcados, por lo que no es difícil pasarse de la raya. 

Me hicieron falta 20 pastillas y un lavado de estómago (dicho sea de paso, una experiencia realmente desagradable que no le recomiendo a nadie) para abrir los ojos y darme cuenta de mi situación. Y varios meses para poner algo de orden en mi cabeza y buscar la ayuda que necesito.
Pero lo bueno es que no es demasiado tarde. Mientras esté viva, mientras respire, tengo la oportunidad de salir del pozo. Y lo más importante, es que tengo ganas. 
Aunque me muera de miedo, aunque no sepa por dónde empezar, aunque una parte de mí se empeñe en atarme a este infierno... en el fondo, muy en el fondo, debajo de todas esas capas de dudas y temores, está la fuerza, y la voz que me dice que tengo que luchar. Y que puedo hacerlo, aunque necesite ayuda.

Todo esto para contaros que he empezado un tratamiento al que de verdad le veo futuro. Y sí, estoy cagada de miedo, pero voy a ser optimista y a pensar que de verdad podré con esto. Esta vez no me asusta hacerme ilusiones, supongo que eso es buena señal, ¿no?

Gracias a todos y todas por apoyarme a través de la pantalla. Y más gracias todavía a los que me están apoyando, ayudando y aguantando en la vida real día a día :)