23/4/11

Vacío...

Hay un vacío profundo, insondable, dentro de mí. Un abismo infinito a mi alrededor, que me aleja años luz de cualquier ser viviente. Una brisa gélida congelando cada milímetro de mi piel, helando cada gota de sangre en mis venas. Un agujero negro abriéndose bajo mis pies, y una voz que susurra bajito, animándome a dejarme caer...

Y yo, indecisa, tambaleándome en la cuerda floja, luchando por no perder la poca cordura que me queda.

(El vídeo puede tener algunas imágenes un poco fuertes)

5 comentarios:

  1. El vacio atrae... pero no te dejes caer. El abismo llama pero tu eres mas fuerte. Me encanto el video, las imagenes son de alguna pelicula?
    cuidate, un beso

    ResponderEliminar
  2. Desastrillo Valiente y Bello, acuérdate del comentario que dejaste en mi post De cuando el patito feo se convirtió en bello cisne. Tienes una voz que te susurra que te dejes caer, pero tienes otra que te grita que te levantes una y mil veces, las que hagan falta, porque eso es la VIDA: Caerse y Levantarse. Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  3. Lucha con todas tus fuerzas,aqui tienes personas que te apoyan y te quieren ver bien.
    Un besito y cuidate =)

    ResponderEliminar
  4. Acá tenés otras voces que te susurran, escuchános a nosotras!!! Somos más... Besos mi corazón ♥

    ResponderEliminar
  5. Yo también he sido Corinna, y también he estado en la cuerda floja, casi dejándome caer, casi. En el último segundo, hace 11 años, decidí vivir, pero me condenó a muchos años más de dolor por las consecuencias y secuelas de los abusos. Pero también de aprendizaje.
    Seguían haciendo mella, siguen algunas, pero voy aprendiendo a vivir con ellas.
    No te rindas, intenta aprender a vivir con esas secuelas, no pretendas superarlo porque no es posible. Pero si lo es aprender a vivir de nuevo sin sentir esa carga tan pesada. Haciéndola más pequeña cada vez y mas fácil de llevar. Que cuando te levantes cada día, dejes un poco de esa carga debajo de la cama, no la cargues contigo ese día. Y así uno tras otro. Al final, llega un día que te das cuenta de que si, siempre algo llevas, pero es mucho menos que hace un día, que hace una semana, un mes, un año.
    Ánimo y no nos dejemos vencer por los abusos ni por los abusadores. Que no ganen ellos la batalla.
    Un abrazo muy grande!

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)