25/8/10

Dormiré sin miedo a despertar


Otra noche más, mientras todo el mundo duerme a mi alrededor, yo me esfuerzo por permanecer despierta, escupiendo palabras al viento...
Palabras que nunca llegarán a oídos de nadie.
He sobrevivido un día más, y no sé si eso es bueno o malo. Porque tiemblo de sólo pensar que mañana tendré que hacerle frente a uno nuevo. 

Pero he decidido que no sea así.
Ahora que el sol se ha ocultado, y la oscuridad se ha posado sobre la ciudad, llega la tan ansiada tregua. Ya no tendré que pasar otro día esperando que caiga la noche, ni otra noche rogando que no nazca el día. No será necesario, porque desde hoy, no habrá ningún mañana.

Hoy dará comienzo la tregua definitiva.
Hoy, cerraré mis ojos y hundiré, una vez más, el filo de metal en mi carne. Hoy sangraré por última vez, hasta que no quede ni una gota de vida en mis venas.

Esta noche, él no aparecerá en mis sueños intentando atraparme con sus enormes manos, ni me asfixiará impidiéndome respirar, gritar o moverme.
Todo lo que anhelo es descansar. Dormir eternamente, sin miedo a despertar en medio de otra horrible pesadilla. Dejar de existir. Desaparecer.

Hoy, me encerraré entre estas cuatro paredes, mi pequeña fortaleza que me separa y me protege del mundo real, para no salir nunca más. Voy a llenar de oxígeno mis pulmones, y soltaré el aire poco a poco, dejándo que mi vida salga de mi cuerpo y se desvanezca en un último suspiro.

Esta noche, moriré.

Esto es pura ficción, no pienso matarme y mucho menos morir desangrada xD
Sólo que encontré esto que había escrito hace tiempo y me dieron ganas de postearlo.

Pero todo marcha bien :D
besos!!♥

1 comentario:

  1. Aii, yo tenía escritos parecidos... jaja, qué recuerdos...

    Me alegra leer que todo marcha bien, ya te iba a poner un comentario tocho de aliento para que no cometieras ninguna locura xD

    Me gusta como lo expresas, aunque es muy duro... ;)

    Un besito

    ResponderEliminar

Deja tu huella :)