16/11/16

Screams


Mete barriga. Mueve las piernas. Tensa los músculos. No te sientes así, que se te ven los muslos enormes. No muevas tanto el brazo, que parece gelatina. Muévete, muévete, quema calorías. No te comas esa tostada. Escupe. Sabes que esa leche no es desnatada, ¿verdad? Ese es tu perfil malo. Ponte al otro lado.
No te  mires al espejo. No te mires. ¡No te mires! No quieres verlo, pero ahí lo tienes.  Ponte de perfil. Eres una bola de grasa y celulitis. Que asco de cara. Gorda. Tócate las costillas. Deberían sobresalir más. Y esa grasa de la cintura, ¿cómo puedes ir así por la vida?
Te están mirando. Se están fijando en tus gemelos deformes. Se están riendo de tu culo inmenso. Da asco verte comer. Da asco verte. Da asco comer.
Camina más rápido. Más rápido. Más. Mastica más veces, muchas más. Bebe más agua. ¿Has mirado las calorías de eso? Aguanta un poco más. Si aguantaras una semana estarías mejor. Te gustarías un poco más. Solo una semana, y después vuelves a ser tú. Déjame guiarte tan solo unos pocos días. Déjame tomar el control. Eres un caos. Necesitas disciplina, me necesitas. Necesitas levantarte temprano y salir a correr, ayunar todo el día, hacer abdominales todas las noches. Sabes que puedes. Sabes que quieres.
Necesitas estar sola. Aléjate de todos los que quieren obligarte a comer. Miénteles. Nadie te entiende. No tienen por qué saberlo. Estás deseándolo. No te pongas esa falda, te hace gorda. Ponte unas botas que tapen más. Y un jersey más ancho. Escóndete detrás de la bufanda. Es invierno, nadie se va a dar cuenta si pierdes unos cuantos kilos. Es el momento. ¿De verdad vas a salir con esas pintas? ¿No te da vergüenza ir así por la calle? Mírate, ya estás llorando. Eres tan patética. Eres tan débil. Yo te hago fuerte, lo sabes, no lo has olvidado.
Di que ya has comido. Que te duele la barriga. Vomita. Métete los dedos y vomita, todavía estas a tiempo. Toda esa comida ahora mismo está siendo absorbida por tu cuerpo. Se va a quedar ahí. Tú sigue acumulando grasa, di que si. Sigue engordando. Sigue tragando. Eres un maldito fracaso.
Sé lo que estás pensando. Y no, no me voy a ir porque sangres. No me voy a ir nunca, no puedes deshacerte de mí. Soy parte de ti. Pero venga, hazlo, coge esa cuchilla. Rompe un sacapuntas, consigue un cuter, roba unas tijeras. Destrozate los brazos, la barriga, tus piernas de elefante. Sangra, sangra, sangra, respira mientras puedas. Siente el dolor, siéntete viva. Sólo yo te hago sentir viva.
Jajaja mírate. Mira lo que eres. Mira lo que estás haciendo con tu vida. Eres un juguete. Una marioneta. Nada ha cambiado, eres incapaz de llevar las riendas y buscas control donde solo hay caos. Patética, eso es lo que eres. Penosa. ¿Quién te va a querer?
Te vas a quedar sola. Te vas a morir. Te vas a alejar. Les vas a hacer daño. Le vas a fallar. Te vas a perder otra vez.
¿Es esto lo que quieres?

"No mires atrás ahora, Lucy, por nada del mundo. Tu vida está en juego."

Shut up. Go away.


Y si sangro hasta desaparecer,
¿desaparecerás conmigo?

22/8/16

Suicidiutopía


¿Para qué soñar con lo que nunca será? 
No soy lo que parezco. Lo que ves son solo máscaras. Lo que ocultan esas máscaras, ni siquiera yo lo sé. Tampoco te aconsejo que intentes descubrirlo. 
Todavía hay mucho dolor bajo mi piel. He aprendido a torear a mis demonios, pero esta es mi guerra, es mi infierno y no voy a arrastrar a nadie más a él. No condenaré a nadie más a cargar con el peso de mi cruz. 
Así que no lo hagas. No te asomes a mis ojos, no te acomodes en mis brazos, no eches raíces en mi piel. Que no te engañe mi sonrisa. Soy feliz, de verdad que lo soy. Pero por dentro sigo deshecha. Estoy rota, y si me tocas te puedes cortar. Sólo yo misma soy inmune a mi veneno, no quieras arriesgarte a probarlo.
Huye, aléjate, escapa mientras estés a tiempo y no te acerques más. Cuando se lleva por dentro un infierno, es imposible hacer feliz a nadie.

10/8/16

El monstruo de encima de la cama


Y si te fuiste, si tanto deseé que te fueras, ¿por qué te echo de menos?
Si me rompiste, me desangraste, si fuiste mi fantasma y mi monstruo de encima de la cama. Si me robaste el sueño y tantas verdades que se convirtieron en silencios...

Pero todavía te pienso, todavía te siento, todavía me dueles. Todavía me despiertan el olor de tu piel y los espectros de las caricias que depositaste sobre mi cuerpo antaño.

Sabes, a veces tengo miedo de haberme convertido en ti. En destrucción, mentiras, veneno. En todo lo que más odiaban mis ojos cuando aún conservaban algo de inocencia. Antes de que mis manos ayudaran a demoler otras vidas.

A veces me despierto en mitad de la noche, perseguida por tus dedos o por esa mirada huidiza que siempre despierta los peores demonios. Y entiendo que mi mayor miedo no eres tú. Tampoco son tus brazos. No es la soledad, ni el dolor, no son los otros ojos, ni siquiera soy yo misma como cabría imaginar.

Mi mayor miedo, es no tener perdón.

8/8/16

Bajo tus alas


Quiero que me escondas bajo tus alas, que tu sombra sea el lugar en el que refugiarme. 
No quiero volver a los brazos de una diosa que no existe, que no es más que la muerte disfrazada de ángel. No quiero entregarle mis horas, ni mis energías, ni mis días ni mis noches a nadie más que a ti. 
Quiero que me abraces como sólo tú sabes, que te quedes conmigo como si no existiera nadie más en el universo, que me regales tu paz y apartes esas garras que me aprietan el corazón. Que tus consolaciones me acaricien el alma. Que inclines mi corazón hacia ti y hacia nada más, hacia nadie más, que me quites estas ganas de llorar, de gritar, de huir y de hacerme daño. 
Quiero quedarme bajo tus alas... Y respirar.